mar. Abr 23rd, 2024


Por Salvador Hernández LANDEROS
¡Híjole mano!… ¡Qué “madereada”!… En qué problemón metió a un grupo de
veteranos jubilados, la advertencia de un funcionario estatal de apellido Vital.
Sin querer parodiar el apellido de este funcionario, para este grupo es vital la
tradicional reunión del venidero asueto revolucionario.
Este peculiar grupo se atavía con sus mejores galas, que parecen garras, al
estilo villista o zapatista, para entonar “La Valentina” y otros corridos.
Consumen tequila, mezcal y sotol. Pero también son buenos para la ingesta
de carne asada. De res, borrego y hasta de cabrito.
Ya en vísperas del asueto, algunos andan agüitados. Pues para asar la carnita
requieren de carbón y leña, ésta, vital para la fogata.
Pero resulta que este señor Vital, salió con una declaración muy jalada de los
pelos que, pensando mal, suena a “madereo”.
Según él, para una mejor calidad del aire, salió con una norma ambiental que
prohíbe que los albañiles calienten su lonche en fogatas.
Y para contar con su astucia “chespiriana”, el Secretario de Desarrollo
Sustentable, salió con que tenemos una mejor calidad de aire, que hace 20 años.
Dicen por ahí que lo chistosito se pega. Y de seguro eso se lo pegó su jefe,
quien hace unos días también salió con su chistorete de los “hombricidios”.
Las “madereadas” están a peso. También salieron con la suya, Manuel Flores
y Aldo Fasci, con eso de que van a regresar el Dron ya “madereado”.
Esto tiene como objetivo distraer la crítica y ocultar otros asuntos. Y si de eso
se trata, pues que el señor Vital aclare “Si se puede, o no, asar la carnita”.
chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *