vie. Abr 19th, 2024

Por Sergio Martínez Estrada (La Razón)

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, descartó tener comunicación próxima con el presidente López Obrador, no obstante, aseguró que a través de la cancillería de su país ya se hizo un extrañamiento por permitir que Evo Morales, en calidad de asilado político, siga haciendo declaraciones políticas.

Jeanine Áñez afirmó que el expresidente boliviano pidió asilo político en México, aun cuando sabe que tiene cuentas pendientes con el país sudamericano, “muchísimos actos de corrupción que aún están en la impunidad y que no avanzan por haber un sometimiento absoluto de las instituciones democráticas al poder político”.

“Son situaciones que todavía están pendientes en el país y que Evo Morales no atendió, no se atrevió a enfrentar, se fue por voluntad propia. Y en su calidad de refugiado político, él no debería (dar declaraciones) porque no se lo permite la norma. Esa una explicación que tiene que darnos el Estado Mexicano, un reclamo de la cancillería que entiendo ya ha hecho, que está violando toda la normativa a un asilado político”.

Reiteró que es lamentable que México siga el camino del socialismo como lo hicieron Venezuela, Cuba, Nicaragua y su país, pues se trata de un modelo que solo ha traído malas experiencias. Sin embargo, a través de su mañanera, el presidente López Obrador se ha manifestado por la “economía moral” y en contra del neoliberalismo, al cual califica como un régimen caduco.

Jeanine Áñez aclaró sus dichos sobre que México le daba pena. Al respecto afirmó de avanzar “el modelo del socialismo en México”, le daría pena “porque son desafortunadas experiencias que si nosotros dejamos avanzar en Bolivia, vamos a terminar con todas nuestras libertades restringidas, como lo están haciendo ahora los países ya mencionados”.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *