dom. Abr 21st, 2024


Después de analizar las observaciones que emitió el Poder Ejecutivo al Decreto No. 163, relativo a la reforma a la Ley del Servicio Civil del Estado de Nuevo León en materia de licencias de paternidad, la Septuagésima Quinta Legislatura aprobó nuevamente el citado decreto con algunas modificaciones. 

El Diputado Asael Sepúlveda, al dar lectura al dictamen elaborado por la Comisión de Economía, Emprendimiento y Turismo, mencionó que  “conforme a la segunda observación, se acepta en su definición pero se asume por esta legislatura que dicho impacto presupuestal no es en absoluto significativo para el Presupuesto de Egresos del Estado, pues no es probable conocer con certeza un estimado de cuantos empleados ejerzan su derecho a la ampliación de su licencia de paternidad en cualquiera de los supuestos dictados en el decreto, o en su caso, la licencia por enfermedad infantil, por lo que para subsanar lo anterior, se propone adicionar un Artículo Tercero Transitorio para asegurar que deberá estar contemplado en el Presupuesto de Egresos del Estado del ejercicio fiscal correspondiente, el cual quedará redactado de la siguiente manera:” 

Para dar cumplimiento a las obligaciones emanadas de la presente reforma, se deberán tomar en cuenta en el Presupuesto de Egresos del Estado en el ejercicio fiscal correspondiente.

Además, el monto económico que se podría erogar para los fines de la presente reforma no es significativo respecto al Presupuesto de Egresos del Estado, mientras que el beneficio social en materia de igualdad que se lograría con la reforma es de gran relevancia para fomentar el desarrollo efectivo de los niños y niñas de la entidad, la unión familiar, así como la igualdad de derechos y corresponsabilidad entre padres y madres trabajadores a quien se refiere dicha Ley. 


Cabe señalar, que el espíritu detrás de la propuesta del artículo segundo transitorio donde se indica que gradualmente hasta el año 2025 habrá un incremento de días de licencia de paternidad, parte precisamente de la idea de que el cambio no sea radical y no se tenga un impacto económico considerable en el Presupuesto de Egresos del Estado que perjudique las finanzas del mismo. 

La idea principal de los promoventes de dicha reforma, es que la licencia de paternidad se entienda como un espacio que permita la redistribución de tareas del cuidado de los hijos y del hogar entre hombres y mujeres a fin de que se dé una mayor corresponsabilidad en ese ámbito. 

“En ese mismo sentido, el espíritu de la reforma es otorgarles a los padres y madres por igual el derecho y responsabilidades domésticas incluidas la crianza de los hijos que implica pasar más tiempo con sus hijos desde su nacimiento o adopción, haciendo real el principio de la igualdad de hombres y mujeres antes la ley así como la protección de la organización y el desarrollo de la familia, y principalmente velar por el interés superior de la niñez” mencionó el Legislador.

“La comisión ponente concluye que las observaciones hechas al Decreto 163 son parcialmente atendidas, para que el mismo salvaguarde lo mejor posible el uso racional del Presupuesto de Egresos del Estado como ya se estableció en este apartado de consideraciones”, añadió.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *