sáb. Feb 24th, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS

Dentro de un mes, los ciudadanos en edad de votar deberemos acudir a una de las 6 mil 585 casillas en el Estado a cumplir con nuestra obligación cívica.

En cada una de esas 6 mil 585 casilla estarán presentes seis responsables de una mesa electoral y representantes de todos los partidos políticos.

Esos cumplidos ciudadanos, seleccionados para vigilar y controlar el proceso electoral, habrán de permanecer más de doce horas en la casilla.

Entre los ciudadanos, habrá maestros, médicos, o de cualquier otra profesión o sin ella. Tal vez en esta ocasión, sin ningún adulto mayor, como fue antes.

Lo más seguro es que los directivos del INE sí saben quienes, de todas esas personas, ya estarán vacunadas contra el Covid-19 y con protocolos de salud.  

El gobierno federal, a través del Programa Nacional de Vacunación, empezó con los médicos, no todos, haciendo a un lado a enfermeras y privados.

De la población civil siguieron los adultos mayores, los maestros y hoy en día, toca a los de 50 a 59 años, pero miles sin alcanzar aún la segunda dosis.

Para conformar las mesas directivas de casilla en el proceso electoral 2021, el INE tomó como base a ciudadanos nacidos en agosto y septiembre.

Debido a la pandemia, lo más seguro es que no se haya elegido a ningún adulto mayor, probablemente sólo a quienes tengan 50 años o menos.

Ello podría implicar un serio riesgo para posibles contagios, pues a un mes del día de las elecciones, aún no se vacuna a los de menos de 50 años.

Si en otras elecciones el abstencionismo ha sido de un 30 %, qué resultado se espera a causa del Covid-19. ¿Qué porcentaje obtendrá el ganador? 

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *