vie. Mar 1st, 2024

Sentado dentro del nuevo Estadio Nacional de Tokio que costó  mil 400 millones de dólares, Sebastian Coe procuró otra vez calmar a los deportistas y la escéptica población de Japón de que los aplazados Juegos Olímpicos no representan un riesgo a la salud cuando sea inaugurados en menos de 11 semanas.

Miembro del COI y dos veces campeón olímpico, Coe preside la federación internacional de atletismo que este domingo montó un ensayo con 420 competidores, con apenas nueve extranjeros.

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos convocarán a 15 mil atletas, así como miles de jueces, dirigentes, patrocinadores, periodistas y trabajadores de los medios. Llegarán a un país que esencialmente han sellado sus fronteras durante más de un año.

El rechazo a los Juegos en Japón va en aumento en Japón, aunque una pequeña protesta no lo evidenció. Una campaña online que pide la cancelación las justas ha recabado 300 mil firmas en tres días.

Los Juegos de Tokio se han convertido en un ejercicio de imagen para Japón, que oficialmente ha gastado 15 mil 400 millones de dólares para prepararlos. Para el COI, la cita olímpica es crucial ya que el 73% de sus ingresos proceden de la venta de derechos a televisoras

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *