vie. May 24th, 2024

Hace unos días leíamos a nuestros hijos sobre la crucifixión de Jesús y me llamó la atención las palabras del centurión que estaba frente ahí y cito Marcos 15:39: El oficial romano que estaba frente a él, al ver cómo había muerto, exclamó: «¡Este hombre era verdaderamente el Hijo de Dios!».

Me pregunté cuántas veces habría (el centurión) oído sobre los milagros que hacía Jesús, si él lo habría visto en su ministerio durante los últimos tres años, si alguien le habría contando sobre la revolución que encabezaba, sobre el amor que había en sus ojos, y cuánto tiempo habría pasado viéndolo ir hacia y en la cruz.

Le decía a mis hijos, referente a la importancia de lo que hacemos en la vida cotidiana, que siempre hay alguien mirando y que seamos buen ejemplo y añadía -con base en lo anterior- que Jesús está ahí siempre. Que no esperemos a que sea demasiado tarde para RECONOCERLO, -como en el caso del centurión, que logró darse cuenta hasta que Jesús murió en la cruz-.

Tal vez el oficial ya le conocía, pero nunca había pasado tanto tiempo tan cerca de Él, y cuando uno está en la presencia de Jesús, no vuelves a ser el mismo.

Me imagino al centurión a los pies del Señor viendo Su grandeza y la pequeñez propia; la causa y el efecto.

Tal vez tú has oído de Él también, incluso te ha parecido escuchar Su voz, o has sentido que ha cuidado de tu vida o la de tu familia. No esperes a que sea demasiado tarde para reconocer que verdaderamente, Él ES EL HIJO DE DIOS.

¿Cree esto? Hable con Dios, lea la Biblia y descúbralo.  Solo la Verdad nos hará verdaderamente libres.

Marcos 15:39

Email mujervirtuosa@instruccionespersonales.com
Facebook e Instagram, @InstruccionesPersonales 

Whatsapp: https://chat.whatsapp.com/IvEOo3fLUPB760llpNegXy     Telegram: https://t.me/joinchat/GadGUwf0PUjYH44I

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *