vie. May 24th, 2024

Monterrey.- Madres y familiares de personas desaparecidas realizaron una protesta y exigieron a las autoridades estatales que utilicen la tecnología para la búsqueda de quienes han desaparecido y que buscan desee hace más de una década.
En vísperas del Día de las Madres, integrantes de la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos en Nuevo León y Tamaulipas (Amores) reiteraron su postura ante la celebración del 10 de mayo.

“Para nosotras, el Día de las Madres es un día común; no tenemos nada que celebrar. Desde que nuestros hijos e hijas desaparecieron, también se esfumó nuestra alegría de festejar. Nos robaron un pedazo de corazón. Los buscamos con nuestros ojos y nuestro corazón clama por justicia y verdad”, dijeron al leer un documento en la protesta que realizaron a espaldas del palacio de Gobierno estatal.
“Se dice que nuestros ojos son una ventana al alma. Desde esa ventana, buscamos a nuestros seres queridos; queremos verles de nuevo, saber dónde están. La verdad empieza con ver. Por ello, mantenemos una vigilancia constante sobre las autoridades y exigimos que se busquen por todos los medios posibles”, añadieron.

“Hemos sentido la solidaridad de aquellos que nos miran a los ojos, pero también hemos enfrentado la indiferencia del gobernador Samuel García de Nuevo León. Por esto, desde AMORES, denunciamos y exigimos al Gobernador que el Decreto 314 no se quede en letra muerta, ya que este obliga a las autoridades a utilizar la tecnología de teléfonos móviles para prevenir las desapariciones, que continúan incrementándose en Nuevo León”.
Hicieron un llamado a la sociedad para que abra los ojos ante esta terrible realidad de desapariciones, y ayuden a exigir a las autoridades que se utilice la tecnología de teléfonos móviles como herramienta para la búsqueda inmediata, sumando millones de ojos en el rastreo de las personas recién desaparecidas, y así asegurar que nadie más desaparezca.
Aunque hemos derramado mares de lágrimas, hemos aprendido a ser fuertes, a mirar hacia adelante y a exigir los derechos de nuestros familiares desaparecidos y los nuestros, para volver a verlos, especialmente en este día en que todas las madres deberían estar celebrando con sus hijos e hijas, expusieron mientras escuchaban la melodía Señora, de la brasileña Denise de Kalafe.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *