sáb. Jun 22nd, 2024

Cosas del Tony

Por: Antonio Sánchez R.

En pocos meses, llegaremos a la mitad del camino de la gestión del gobernador de Nuevo León, Samuel Alejandro García Sepúlveda, alias “Chame”, pa’ los cuates, y la mera neta, no se ve por ninguna parte lo “nuevo” que tanto había presumido durante su campaña y, mucho menos, ha mostrado aquello de que “les enseñaré cómo se debe gobernar”, lanzado mucho antes.

Desde su arribo a la silla estatal, el “Chame” mostró una frivolidad enorme y, al mismo tiempo, una enorme capacidad para mentir sin rubor, además de su clara tendencia a viajar por el mundo a costillas del erario público, cargando con familiares, amigos y achichincles cercanos, para acudir a eventos a los que supuestamente había sido invitado, sin que eso fuese cierto.

Tejió paso a paso una enorme telaraña, una red de mentiras que al paso del tiempo se ha vuelto insostenible, pues muchos de los grandes beneficios anunciados con bombos y platillos han resultado simples petardos, juegos pirotécnicos que se han “cebado” sin que hayan llegado a tronar. El gran futuro Fosfo para Nuevo León ha resultado en un escenario gris con panoramas tristes en muchos aspectos.

Uno de ellos, básico, vital para la supervivencia de los nuevoleoneses, es el que se refiere a la grave crisis del agua, que presuntamente ya había quedado resuelta pero que, a la vuelta de algunos meses, ha resurgido con mayor fuerza y si no se actúa adecuadamente, con soluciones tangibles y un poco de ayuda de la madre naturaleza, Monterrey y su área metropolitana entrarán a una etapa de emergencia como nunca antes se había tenido.

Y es que los remedios aplicados para solucionar la escasez del vital líquido han sido como atacar un cáncer terminal a base de aspirinas. Porque bombear agua de una presa hacia otra, presumiendo que ya está funcionando tal o cual proyecto, es como los cuentos del “Tío Lolo”, que se hacía el loco solo. O como aquel estúpido español que hace unos días dijo que, si sacas un billete de 20 euros de un bolsillo y lo pones en el otro, sentirás que tu situación cambia. ¡Ajá!

El agua sigue escaseando y se nota que, incluso, hasta a los tanques de almacenamiento de Agua y Drenaje les está faltando mantenimiento, porque desde hace casi dos meses el agua sabe a tierra, huele a drenaje y hasta medio turbia salía, al menos aquí en San Pedro, en un amplio sector del municipio y sólo fue cuestión de que se publicara en un periódico un reportaje al respecto, para que empezara a salir ya clara, pero el sabor a tierra no se le quita.

Y si el asunto de la “solución” a la crisis del agua resultó ser un fiasco, peor ha sido el fracaso de la “mayor” inversión de una empresa extranjera en la historia económica de Nuevo León. Se publicitó a grandes espacios por todos los rincones del estado y hasta del país, se restregó en la cara al gobierno federal lo que el “Chame” había logrado y hasta consiguió que un alcalde se entusiasmara tanto, que hasta se atrevió a rifar dos unidades, carísimas, del producto que supuestamente se empezaría a fabricar en una “súper planta” que se ubicaría en Santa Catarina.

El año pasado, comentamos entre amigos lo que habíamos escuchado en una entrevista concedida por un directivo de Tesla en Estados Unidos: la empresa le daría prioridad en una “Mega Factory” que se estaba construyendo en Waco, Texas…, aquí muy cerca de nuestra frontera con el vecino país. Presentimos en aquel momento que algo fuerte vendría más tarde.

Así fue. Hace unas tres semanas, máximo un mes, se dio a conocer que Tesla “desecha los proyectos de México e India”, sin que se mencione que habría posibilidad de que se reactiven algún día. Nada, no va a haber nada, Tesla abandona su proyecto de construcción en Santa Catarina. Pero nadie dice nada, todo es secreto, no hay una voz que anuncie la mala nueva. ¡Ah, ya se! En época electoral, anunciar un fracaso, es tanto como tener votos en contra, ¿verdad?

Y Elon Musk ha de estar diciendo: ¿Tesla creyites?

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *