lun. Jun 17th, 2024

Gracias a una labor coordinada entre dependencias de Escobedo y del Estado, evitó que un oso de gran tamaño que andaba fuera de su hábitat natural muriera por un golpe de calor.

Protección Civil de Escobedo, Proxpol, Secretaría del Medio Ambiente, Dirección de Protección Animal, Fuerza Civil y Parques y Vida Silvestre llevaron a cabo la acción.

Luego del rescate del oso negro de un peso de 60 kilos y 80 centímetros de altura, se procedió a estabilizarlo para colocarle un chip así como un arete de identificación y regresarlo a su hábitat natural.

El incidente ocurrió la mañana del Lunes en calles de la colonia San Miguel Residencial en donde el oso de la andaba merodeando.

El ejemplar de la especie “Ursus Americano”, mejor conocido como Oso Negro fue visto por los policías de Fuerza Civil y lo siguieron a distancia.

Los vecinos al verlo al oso en las calles se le acercaban y el ejemplar al sentirse en riesgo, por instinto se introdujo a una casa ubicada en la calle San Gabriel.

En el sitio policías de Proxpol le dieron agua, mientras que elementos de Fuerza Civil alejaban a los curiosos pues el oso se estaba alterando.

El cansancio y el calor contribuyeron a que el oso se quedara acostado, por lo que se le dejó reposar en la sobra para que no sufriera un golpe de calor y le afectara en su salud.

Ya más descansado, el oso salió de su escondite y se le aplicó el protocolo en lo que corresponde a la protección de animales de este tipo.

Luego de inyectarle un somnífero, lo hidrataron y se procedió al traslado del oso para colocarle el chip y arete de identificación.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *