lun. Jun 17th, 2024

Así se titula la obra que Brandon Cunningham imprimió digitalmente sobre un lienzo sobre uno de los 10 leprosos que, siendo sanados, regresaron a Jesús.

La mezcla en sus ojos de ternura, gratitud y asombro me conmovió, pero hubo una palabra que retumbó en mi corazón mientras las lágrimas se me desbordaban: audacia.

Porque en los tiempos de Jesús, estar leproso  era una sentencia de muerte en la soledad, pero también si se te ocurría acercarte a una ciudad.

¿Tú crees que eres audaz?

Audaz es gritarle, aún de lejos, al Maestro, que tenga misericordia de ti aún en tu estado deplorable y vergonzoso.

Audaz es arriesgarte a ir al templo, aunque que te apedreen hasta morir en el intento.

Audaz es tener tanta fe como para ver que estás siendo limpiado y regenerado en tiempo real.

Audaz es detener el camino “a la libertad” para regresar al Libertador y darle gracias.

Audaz es venir a Jesús para ser sano.

Audaz es que siendo sano, te rindas a sus pies y seas salvo.

Seguir a Cristo es lo más audaz que he hecho en mi vida.

Quisiera que fuéramos los diez, pero si ellos no quieren, yo quiero ser ese uno. Uno de diez.

¿Cree esto? Hable con Dios, lea la Biblia y descúbralo.  Solo la Verdad nos hará verdaderamente libres.

Lucas 17:11-19 Diez leprosos son limpiados

Email mujervirtuosa@instruccionespersonales.com
Facebook e Instagram, @InstruccionesPersonales 

Whatsapp: https://chat.whatsapp.com/IvEOo3fLUPB760llpNegXy     Telegram: https://t.me/joinchat/GadGUwf0PUjYH44I

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *