lun. Jun 17th, 2024

Lus María Ortiz Quintos

La educación en sexualidad no debe iniciarse exclusivamente a los 11 o 12 años, es decir, en esas edades en que aparece por ejemplo la primera menstruación, en esos momentos en que vemos que nuestros jóvenes empiezan a abrirse al mundo y a requerir más independencia. Educar en sexualidad requiere tener confianza con nuestros hijos, libertad para que ellos puedan expresarse, preguntar y comentar. La confianza debe empezar a conseguirse desde que son pequeños mediante un estilo de educación en un ambiente de confianza, donde las preguntas siempre sean cómodas, donde las normas se dialoguen, donde no se limite únicamente a imponer sino también se favorezca la comunicación y la escucha. La sexualidad no debe ser un tabú en la familia ni una palabra prohibida, de ese modo pueden aparecer problemas en nuestros jóvenes, donde jamás tendremos su confianza, sino más bien evitaran hablar con nosotros sus padres sobre ese tema. Y buscarán información en otros lugares como, por ejemplo: los amigos, el internet. Es recomendable hablar con nuestros hijos desde pequeños sobre su cuerpo, como se llama cada parte del mismo y cuál es su función; evitar sobre nombres a las partes genitales y aclararles que estas partes del cuerpo no deben ser tocadas, ni fotografiadas por nadie. En el libro ¿EXISTE EL SEXO SEGURO, TU QUE OPINAS?, ofrecemos más información sobre este tema.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *