dom. Jul 21st, 2024

Gerson Gómez Salas

Ay dolor me volviste a dar. Nuestro amado líder máximo del estado le autorizó a su director de Agua y Drenaje de Monterrey, una empresa pública descentralizada, con casi tres años, los mismos de Samuel en el gobierno, a pedir un 2% de donativo voluntario de los recibos para reconstruir los desperfectos causados por la tormenta tropical Alberto.

Dice el Ingeniero Barragán, incluso podemos crear un impuesto.

Esta para no creerse la singularidad de la incompetencia. Los costos del servicio han aumentado muy por encima de la inflación. Es casi un lujo ducharse. Tomar agua de la llave, ni lo intente, le va a dar gastroenteritis o diarrea, si bien le va.

Todo Nuevo León compra agua de garrafón de Femsa o de Pepsico. Es el mismo liquido del subsuelo. Adaptado para consumo humano. Aleluya. Se hizo el milagro. Mas millones para desarrollar las fortunas de los ultramillonarios.

Cerveza, refresco y agua. Cuanta felicidad para los clientes cautivos. Privaticemos Nuevo León. Quien cruce a San Pedro use la visa de F1 como trabajador temporal. La F2 para consumidores de servicios de intoxicación y perdida voluntaria de conciencia. La F3 para quienes se instruyen en centros educativos. Y por ultimo la F4 invitadas internacionales de Hernan “El Grillo “Sada.

Cada quien debe llevar su garrafón de 20 litros, comprobables. Nada es abrir las llaves en las construcciones o en los restaurantes. Llevar sus antisépticos.

No olvide a su regreso al municipio dormitorio donde vive, voluntariamente pagar los 50 pesos del ing. Barragán para conservar las montañas a donde baja el agua, de donde todos bebemos.

Amén. La misa ha terminado. El padre Barragán ha hablado.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *