jue. Jul 25th, 2024

Monterrey. –  En medio de altos índices de inseguridad, principalmente ejecuciones y homicidios, el Gobernador del Nuevo León, Samuel Alejandro García Sepúlveda, nombró a Gerardo Escamilla Vargas, como Secretario de Seguridad, en sustitución de Gerardo Palacios Pámanes.

La toma del cargo de Escamilla Vargas se realizó en un evento privado en Palacio de Gobierno este jueves, y con el nombramiento, la corporación Fuerza Civil asume el mando directo del C5, la Agencia de Administración Penitenciaria, los Servicios de Seguridad e Inteligencia del Estado, la UMECA y la Escuela Superior de Inteligencia para fortalecer la coordinación, seguimiento y operación de la seguridad pública en el Estado. 

Gerardo Escamilla Vargas, quien se desempeñaba como Comisario General de Fuerza Civil desde julio de 2022, cuenta con dos Licenciaturas en Criminología y Ciencias Jurídicas, respectivamente. 

Además, fue Secretario de Seguridad Pública de San Pedro Garza García de marzo de 2019 a junio de 2022, Director de la Academia de la Policía de Monterrey de 2017 a 2018 y Director de profesionalización y Disciplina de la Universidad de Ciencias de la Seguridad de 2012 a 2017, entre otros. 

La designación obedece al fortalecimiento y posicionamiento de la institución de Fuerza Civil para cumplir con los objetivos estratégicos en materia de seguridad, informó el gobierno en un comunicado de prensa.

LOS NÚMEROS QUE DEJA PALACIOS

Gerardo Palacios Pámanes deja el cargo con 803 homicidios al cierre de junio de este año, la peor racha de violencia desde el 2012, cuando se atravesaba la peor crisis de inseguridad.

El 2022 cerró con mil 428 homicidios, la cantidad más alta en una década.

Palacios Pámanes asumió el cargo de secretario de Seguridad Pública el 16 de julio del 2022 en sustitución de Aldo Fasci, quien dejó la dependencia por problemas de salud.

Aunque no estuvo presente el saliente, el gobernador agradeció a Gerardo Palacios Pámanes por su desempeño e institucionalidad durante estos dos años de trabajo.

La inseguridad en Nuevo León está al alza y 2023 se situó como el año más violento al superar los niveles alcanzados entre los años 2010-2012 cuando los cárteles de la delincuencia organizada sembraron el terror y el pánico en la disputa de la plaza. Hubo mil 410 homicidios.

De esta manera, las cifras oficiales indican que en 2019 hubo 956 homicidios; en 2020, 914, y en 2021, 969. En 2023 se superaron los mil 410 homicidios.

De octubre de 2021 a septiembre de 2023, se registraron 2 mil 688 homicidios dolosos, según los datos de la Fiscalía de Justicia, una cifra que duplica en el mismo lapso de tiempo al gobierno del Bronco, Jaime Rodríguez, que reportó mil 26.

NI SUPERMAN ARREGLA LA VIOLENCIA

En mayo de 2019, Aldo Fasci, entonces secretario de Seguridad Pública del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, confesó que ni Supermán resolvería el problema de la inseguridad.

En el País aumentó al doble, si estamos para llorar en Nuevo León, en el País está al doble, la violencia en el País está del asco. Así: Del asco. Están las ejecuciones en todos lados”, comentó ante los altos índices de violencia que se mantenían en esa administración de El Bronco.

“Vamos pésimo, tenemos que arreglarlo, le estamos entrando, nada más que no son enchiladas, son balazos, Nos podemos traer a Superman de Secretario, y no se va a arreglar”, advirtió.

Posteriormente, en octubre de 2021 asumió la gubernatura Samuel García y ratificó en el cargo de titular de seguridad a Aldo Fasci.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *