jue. Feb 29th, 2024

*Una plática del historiador Héctor Jaime Treviño

“Monterrey de noche, 1960-2000”, será una charla en donde el historiador Héctor Jaime Treviño Villarreal hablará sobre las diversiones nocturnas fuera del convencionalismo social que la historia ha solapado, soterrado, pero la mayoría de las personas sabe de su existencia, el viernes 30 de abril a las 18:00 horas en el ciclo Memorias de Nuevo León.

El ciclo que coordina el historiador Leonardo M. Hernández, tiene como invitado a Héctor Jaime Treviño Villarreal, director del Archivo General de Nuevo León, quien además es geógrafo, cronista, archivista, promotor cultural, periodista y ha publicado más de 60 libros y folletos e infinidad de artículos y editoriales en periódicos y revistas, y es un reconocido comentarista editorial en radio y televisión. 

Para el historiador “unos de los aspectos menos estudiados y registrados en la historia de una comunidad, pueblo o ciudad es su vida cotidiana. Lo que pasa a diario resume un cúmulo de actividades de los “sin historia”: trabajadores de fábricas, vendedores, empleados de gobierno y un sinfín de ocupaciones, pero en este campo entra también la recreación, el deporte y muchas otras actividades”.

Pero, agrega, “un renglón todavía con mayor marginación histórica es la referente a las a las diversiones nocturnas, aquellas que pasan más allá de la línea del convencionalismo social pero que bullen, que están allí, solapadas, soterradas, pero la mayoría sabe de su existencia y en las últimas cuatro décadas del siglo XX, formaron parte de la cultura popular en la vertiente de “Los renglones torcidos de Dios”.

En esta clasificación Treviño Villarreal incluye los entonces conocidos como antros, ladies bar, centros nocturnos, prostíbulos, cantinas de mala muerte y “otras de “prosapia”, donde el arrabal cobró carta de naturalización. Ese era el Monterrey nocturno de la década de los 60, hasta fenecer el siglo XX.”

Héctor Jaime Treviño Villarreal dirigió el Centro de Información de Historia Regional de la UANL, en la Hacienda de San Pedro, fue delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Nuevo León y Coahuila, presidió la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, A. C., dirigió el Ateneo Nacional de Investigaciones Geográficas, Sección Nuevo León y el Centro de Historia Oral. 

Es promotor y fundador de la Asociación Estatal de Cronistas “Don José P. Saldaña”, fundador y presidente del Colegio de Cronistas e Historiadores. Preside el Consejo de Historia y Cultura de Sabinas Hidalgo, N. L., también el Liceo Fray Servando. Fundador y Director Vitalicio de la Academia de la Lengua Viperina. 

Ha recibido preseas y condecoraciones donde destacan la Medalla al Mérito Cívico, otorgada por el Gobierno del Nuevo León; Medalla al Mérito Diego de Montemayor del Ayuntamiento de Monterrey, Premio Manuel González Ramírez del Instituto Nacional de Estudios Históricos sobre las Revoluciones de México.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *