sáb. Feb 24th, 2024

Por Salvador Hernández LANDEROS

El 30 de abril de 1976, reporteamos y escribimos que en la entonces Policía Judicial del Estado iba a “estallar una guerra” entre dos bandos policiacos.

Coincidencias de la vida. Hoy, mismo día y mes, pero 45 años después, hacemos lo mismo, solo que en la Policía Ministerial donde iba a “estallar una guerra”. 

En ese lejano entonces, la “PJ” se dividió al formarse dos grupos. Los judiciales locales eran “Los Raules” y del otro, “Los Acapulcos”, el de los foráneos.  

En 1974, al gobernador Pedro G. Zorrilla, desde Bucareli 99, Gobernación le impuso como jefe de la PJ a Carlos Solana Macías, quien llegó desde Acapulco.

Con el arribaron elementos policiacos llenos de mañas. Establecieron cuotas hasta en hoteles de paso. Estacionaban patrullas con torretas y nadie entraba.

“Los Raules” se fajaron y se vino el pleito con “Los Acapulcos”. Tenían razón. Los foráneos eran “aves de paso” y las broncas quedarían para los locales.

“La guerra” entre judiciales quedó escrita en el periódico El Extra! Carlos Solana se fue. Ese pleito benefició con dos aguinaldos a la burocracia.

Ahora, 45 años después de lo de “Los Raules” contra “Los Acapulcos”, nos enteramos que “en la Policía Ministerial había tensión por una pugna”

Todo apuntaba a un paro de labores porque por una medida administrativa, los agentes ya no podrían llevarse las patrullas a sus casas para ahorrar costos.

Hubo argumentos administrativos y los ministeriales protestaron. Otros que, en forma clandestina, en las redes sociales advirtieron de cosas peores

Según un Frente Unido dice: “Ya estamos hasta la madre de las incompetencias del Fiscal y de funcionarios de escritorio”. Hay más, pero nos da pena decirlas, pero de que hay, de guerras a guerras, si las hay.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

En el cabezal de Extra!, está la fecha de publicación y el número de edición.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *